Ir al contenido principal

Trabajo del mes de Abril del 2.016

Hola, queremos compartir nuestro trabajo en el último mes. Desde hace mucho tiempo le comentamos sobre la estructura del invernadero con botellas y petambú y sobre el kiosko que se está construyendo en el colegio Rafael Bernal Jiménez.

Hemos estado avanzando en la construcción de estos dos proyectos y creemos que es buena hora para que empiecen a conocerlo, pues están avanzados y ya podemos ver como van terminándose. También mostraremos un poco del trabajo que hemos venido desarrollando con el colegio Rochester:

En las últimas semanas hemos avanzado con la construcción de mobiliario trabajado por estudiantes de la institución, un ejemplo de ello son los tres modelos de árbol que aparecen en la foto superior, modelos que pueden ser lámparas introduciendo una tira LED en el interior de los mismos e instalándoles un adaptador.
También con ayuda de los estudiantes del grado once, armamos una base con petambús para instalar en la parte superior un panel solar que captará energía para alimentar dispositivos electrónicos como celulares, Ipads o computadores. La estructura de la torre quedó terminada, esperamos instalar el panel el siguiente mes.

Invernadero cristal:
Este invernadero se ha venido construyendo desde mediados del año pasado en el barrio de Galerías en Bogotá. Durante el último mes logramos conseguir una fuente constante de botellas, razón por la cual se había detenido su construcción.
Esta estructura se hace a partir de arcos recíprocos, o también conocido como puente de Da vinci. 
Para recubrirlo utilizamos una botella determinada: Agua Cristal de 600 ml, pues por su forma es precisa para recubrir la superficie de los rectángulos vacíos. 


Kiosko del Rafael Bernal Jiménez:
Este kiosko se viene construyendo desde hace más de dos años.

El proceso ha sido largo y ha tenido muchas dificultades en varios aspectos.
Cuando esté concluido se hará un articulo donde se explique como ha sido el proceso que ha seguido durante todo este tiempo, mientras llega ese día les comentamos que está en un 80%.
Se han instalado las tres columnas hechas con ecoladrillos y petambús en una disposición antiprismática. La base de cada columna es una llanta que contiene tierra, y que funciona como cimentación, evitando el uso de cemento; de la totalidad de las columnas, una parte está bajo tierra, y esto es lo que las mantiene en su posición.
Los muebles están hechos con madera recuperada y la cubierta está hecha con palos de escoba dispuestos en modo reticular que permite cubrir la superficie de 10 metros cuadrados, área del kiosko.
El kiosko estará concluido cuando se proteja la madera barnizándola, pintando la estructura de la cubierta y recubriendo la estructura con copas de botellas y tejas de botellas.

Entradas populares de este blog

Tejas PET

Las tejas PET son hechas a partir de botellas de 3 litros, en un proceso relativamente rápido y fácil de hacer.
Son económicas, resistentes y ecológicas. La única condición para hacer tejas PET es que las botellas tienen que estar completamente limpias y en buen estado.

Finalmente se realizan una gran cantidad de tejas y se unen en filas, luego se superponen y se amarran a la estructura principal mediante nylon. El agujero por donde pase el nylon tambien se recubre con silicona.

Qué es un Petambú?

El Petambú, es una propuesta y método de construcción por medio del reutilización de botellas PET o botellas plásticas de bebidas gaseosas. En apariencia se ve como el bambú, de ahí su nombre.
Los Petambú se hacen con botellas PET de 2, 2.5 o 3 litros. En esencia son tubos formados con las botellas enrolladas en sí mismas, que se utilizan para desarrollar distintos tipos de estructuras.
El término fue acuñado por Armando Guevara, activista en pro de una EBR y científicoempírico quien es sus investigaciones encontró esta técnica constructiva desarrollada y expuesta en el Blog Tipoalgo.

Zabbaleen: Los recicladores más eficaces del mundo

En el barrio Manshiyat Naser, en El Cairo, habitan los cristianos coptos denominados Zabbaleen. Ellos han sufrido procesos de segregación religiosa por parte de la mayoría islámica, por lo cual han sido relegados a la marginalidad social. 
Como resultado de su exclusión social, se tuvieron que dedicar a la recolección de basura de la capital del país desde hace más de 50 años. En aquella labor se han especializado para recuperar los distintos materiales que pueden haber en la basura, se estima que se recupera entre un 80 - 85% (3.000 ton/día) de los residuos generados en el Cairo. 
Frente al 25% de recuperación que ocurre en los países occidentales, los 40.000 Zabbaleen que habitan el barrio Manshiyat Naser han demostrado su eficacia para esta labor, para ello, la separación se realiza en familias que se especializan en un solo tipo de material, haciéndose expertos en recuperar ese recurso en especial. 
Los Zabbaleen no cuentan con apoyo estatal, transportan la basura con animales de car…